Miguel Servet
Sombra

Tema 4. Teología, ciencia y persecución

Ya sin Juan de Quintana, Servet llega a Basilea siguiendo los pasos de Erasmo. Allí es acogido por el reformador Ecolampadio y posteriormente se unirá a W. Capito y Martín Bucero en Estrasburgo. La publicación en Hagenau de sus dos primeras obras Siete libros sobre los errores de la Trinidad (1531) y Diálogos sobre la Trinidad y sobre la justicia del reino de Cristo (1532) produce un gran escándalo y le enemista con todos los intelectuales que le habían acogido hasta ahora. Desde este momento será perseguido por la Inquisición, que incluso envía a su hermano Juan a su encuentro para intentar convencerle de que se entregue para ser juzgado.

Como se ve, las ideas que expone Servet en estos libros no fueron bien acogidas ni por católicos ni por protestantes. En sus teorías reconoce la existencia de un solo Dios, pero no del dogma de la Trinidad (Padre, hijo y Espíritu Santo) y califica a los que creen en ese dogma de "triteístas". No reconoce este dogma porque tras el estudio de la Biblia no encuentra ninguna referencia de la Trinidad en el libro sagrado. Considera a Jesucristo como el hijo natural de Dios (mezcla divina y humana) diferenciados en que Cristo, por su naturaleza humana no es eterno. Es como un intermediario para que el hombre pueda conocer a Dios.

Huyendo de la Inquisición marcha a estudiar a París bajo el seudónimo de Michel de Villeneuve. Allí coincide con Calvino, también estudiante, con quien se enfrentará a través de una relación epistolar. Poco más tarde se refugia en Lyon para trabajar en una imprenta como corrector de pruebas, gracias a su dominio de los idiomas. Revisó una reedición de la Geografía de Ptomoleo, a la que hizo muchas correcciones y añadió comentarios, no siempre acertados. En esa época conocerá a Rabelais, acusado de ateo, y otros personajes importantes, como el médico y astrólogo Sinforiano Champier, su segundo mentor decisivo. En 1536 escribe la Apología contra Leonardo Fuchs, médico y botánico que se había enfrentado a Champier, a quien debemos, entre otras cosas, el color fucsia.

Champier le aconseja que marche a París para estudiar medicina. Allí asistió a las clases de anatomía de Von Andernach y conoció a Vesalio con el que practicó asiduamente la disección de cadáveres, lo que le pudo ayudar para el descubrimiento que más fama le ha dado: la circulación menor o pulmonar de la sangre (aunque este hallazgo permanecería muchos años sin conocerse). En París publica la Explicación universal de los jarabes (1537) y su Discurso en pro de la Astrología (1538) que vuelven a ser prohibidas y por eso Servet tiene que huir de París doctorándose finalmente en Montpellier en 1540.

Según la opinión de uno de sus maestros parisinos, la forma de pensar de Servet es: empírica, exigente de comprobación y experimento o de la exactitud de interpretación textual, según los casos. En la Explicación universal de los jarabes revela una tendencia al vegetarianismo, a la cura por medios naturales como el sueño y los masajes, y unos estupendos conocimientos farmacológicos. En cuanto a la Defensa de la astrología es un discurso en favor de la astrología como ayuda de la medicina, por la influencia que se pensaba que ejercían los astros en el estado anímico de los hombres y en la evolución de sus enfermedades.

También esta última obra supuso un pretexto para denunciar a los médicos que recetaban "de memoria", sin contacto con el enfermo, sin atender a las circunstancias ambientales, de mentalidad rutinaria, engreída y acrítica.

 

Arte | Biografías | Ciencias | Geografía | Heráldica | Historia | Humanidades | Ocio

Índice Alfabético | Galería Multimedia | GEA Educa! | Efemérides

Home | Quiénes somos | Información Legal | Contacto | La GEA en tu Web | RSS


© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

NTT Corporación Publicitaria de Medios