Francisco de Goya y Lucientes
Sombra

Tema 6. La Guerra de la Independencia

Con la excusa del bloqueo continental a las islas británicas y su aliada Portugal, en 1807 se firmó el tratado de Fontainebleau entre España y Francia. Por este tratado se dejaba vía libre para la entrada de las tropas napoleónicas en España con la excusa del ataque a Portugal. En marzo de 1808, la ocupación del ejército francés era evidente y la chispa saltó finalmente con el motín de Aranjuez, provocando el apresamiento de Godoy por el pueblo, la huida a Bayona de Carlos IV y la abdicación en su hijo Fernando VII.

En ese momento se desencadenó una guerra en la que no solo participaron militares, todo un pueblo se unió a las armas y protagonizó unos episodios que para la historia han quedado como heroicos. Sin embargo, había miradas críticas como la de Goya que denunciaban la brutalidad de los sucesos por ambos lados.

Para conocer las incidencias de esta guerra visita el tema de la GEA Aragón y la Guerra de la Independencia


Goya será testigo directo de los graves sucesos que azotarán España desde el 2 de mayo de 1808 que dejarán una indudable huella en él. Prueba de ello son las obras que realiza en 1814 representando La carga de los mamelucos, sucedida el dos de mayo de 1808 y el de los Fusilamientos del 3 de mayo, uno de los manifiestos de la pintura española y arranque de toda la pintura romántica.

En esta obra contrastan dos grupos de figuras, las de la izquierda que van a ser ejecutadas, iluminadas por un farol y con sus rasgos personalizados en los que se ve el horror de su próxima muerte. Entre estas figuras sobresale una que alza los brazos en cruz asemejando la muerte de Cristo. El grupo de la derecha, el de los ejecutores franceses es anónimo. Al no enseñarnos la cara de los que disparan, Goya les convierte en una deshumanizada máquina de guerra.

Debido a sus ideas en favor de la Ilustración, a Goya se le acusó de ser afrancesado, o lo que es lo mismo, favorable a la ocupación francesa. Nunca demostró públicamente ninguna de sus preferencias, simplemente plasmó la realidad que vivió en los sucesos de Madrid y en un viaje realizado a Zaragoza en octubre de 1808, antes del inicio del segundo sitio.

El testimonio más brutal de la guerra lo dejó en la serie de grabados de Los desastres de la guerra, que son un violento alegato antibélico más que una exaltación de patriotismo. Es la condenación de la violencia y de la destrucción del hombre a manos del hombre. Y en ese sentido irá su acusación a todos, españoles y franceses, con títulos tremendos, profundamente incisivos y acusadores, lleno de gran compasión en muchos casos y de honda repugnancia en otros.

La polémica…    ¿Quién pintó el Coloso?

Existe una obra realizada en los años de la guerra, fechada entre 1808 y 1812, que tradicionalmente se ha considerado de Goya, pero que en 2008 se duda de su autoría, atribuyéndosela a su único discípulo, el valenciano Asensio Juliá.

En recientes estudios realizados por los especialistas del museo del Prado, se ha llegado a la conclusión de que no es una obra de Goya por diversos detalles relacionados con la composición y las formas, pero especialmente porque se han descubierto en el margen inferior izquierdo de la pintura las iniciales AJ, que podrían corresponder a las de su autor: Asensio Juliá.

Sin embargo, también hay voces que dicen que pertenece al maestro de Fuendetodos, porque AJ también podrían ser las letras asignadas en el inventario.

En cuanto a la obra, representa a un gigante erguido sobre una multitud de gente que huye despavorida. En este cuadro se ha encontrado un simbolismo en la guerra que estaba padeciendo el país en aquel momento, asemejándose el coloso al pueblo español que se defendía del ejército de Napoleón.

 

Arte | Biografías | Ciencias | Geografía | Heráldica | Historia | Humanidades | Ocio

Índice Alfabético | Galería Multimedia | GEA Educa! | Efemérides

Home | Quiénes somos | Información Legal | Contacto | La GEA en tu Web | RSS


© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

NTT Corporación Publicitaria de Medios