La música tradicional aragonesa
Sombra

Tema 4. Componentes musicales: los instrumentos

Los instrumentos empleados en la música tradicional aragonesa no son distintos a los que podemos encontrar en toda el área mediterránea. Una clasificación general podría ser la siguiente:

  • Aerófonos, instrumentos cuyo sonido es producido por la vibración de la columna de aire en su interior.
  • Cordófonos, instrumentos cuyo sonido es producido por la propia vibración de sus cuerdas.
  • Idiófonos, instrumentos cuyo sonido es producido por la propia vibración de su cuerpo.
  • Membranófonos, instrumentos cuyo sonido es producido por la vibración de una membrana tensa.

Aerófonos:

Gaita de boto:
Este instrumento tuvo tanto auge, que aún hoy día en Aragón se siguen llamando gaiteros a los músicos que van de plaza en plaza, dando igual el tipo de instrumento que toquen. La gaita de boto es un instrumento exclusivo de Aragón, diferenciado de otros modelos más difundidos como el asturiano o el gallego.

Las características propias del instrumento son la presencia de un tubo melódico y dos bordones, pero lo más vistoso es el fuelle o boto, pieza clave de la gaita, que es un odre de piel de cabra recubierto con una tela a modo de faldón. Los tubos sonoros también van cubiertos con piel de culebra. La función de los bordones es mantener la nota fija que da el tono a la melodía, mientras que la del tubo melódico o clarín, con siete agujeros anteriores y uno posterior, es la de ir haciendo la melodía.

Este instrumento estuvo al borde de su desaparición en la década de los setenta, sin embargo en la actualidad gracias a colectivos como la Asociación de Gaiteros de Aragón se ha recuperado bastante su uso y su práctica.

Dulzaina:
Pocos instrumentos poseen su fuerza sonora. Resalta ante todo la sencillez, siendo simplemente un conducto cónico de madera, con una lengüeta doble, unidos entre sí por una pieza metálica, llamada túdel. La parte sin duda más delicada la constituye la vaina, pita o caña que debe estar vibrando constantemente dando el timbre y sonoridad necesarios. Relacionada con las antiguas chirimías, tiene equivalentes en todo el Mediterráneo.

Se toca en el Bajo Aragón, Cinco Villas, Sierra de Albarracín, y en la misma Zaragoza, en los pasacalles de gigantes y cabezudos. Cabría recordar al mítico Tío Tieso, o al incansable Noel Vallés, tocando desde dianas, hasta los "bailes de los pollos", pasando por las típicas albadas.

Chiflo:
Es un tipo de flauta primitivo con tan solo tres agujeros, dos en la parte anterior y uno en la posterior. Se toca con una sola mano para dejar libre la otra y poder tañer el instrumento de acompañamiento que llevará el ritmo. sí el ritmo y la melodía los ejecuta la misma persona.

Los sonidos distintos se consiguen según la posición de los dedos en los agujeros y según la cantidad y fuerza del aire que inspiremos. El chiflo también está "forrado" de piel de culebra. El chiflo es el instrumento característico de los dances de Santa Orosia en Jaca y Yebra de Basa.

Otras flautas:
La variedad de flautas y silbatos es inmensa, dependiendo de su tamaño, número de agujeros, materiales... Según los lugares reciben distintos nombres: fabirol, pito, pinfano, piulet, siulet...

Acordeón:
instrumento de viento que se ha adaptado muy bien a los repertorios folclóricos, no sólo aragoneses, por su facilidad de manejo y, por su capacidad polifónica y rítmica. En la actualidad está más difundido el acordeón cromático con teclado de piano, pero hasta hace unas décadas lo más usual era el diatónico.

Cordófonos:

Instrumentos componentes de la rondalla:
Hay que decir previamente que en la rondalla cabe cualquier instrumento ya que en origen alude al grupo de personas que salen de ronda cantando y con cualquier instrumento. Sin embargo parece que se ha estandarizado en el transcurso del siglo XX al conjunto de instrumentos de cuerda de pulso y púa.

Seguramente la guitarra es el instrumento de cuerda más difundido para el acompañamiento de cantos y bailes. Pero también es usual ver bandurrias, laúdes en cuanto a los instrumentos de púa, y guitarros y requintos como instrumentos rítmicos.

Violín:
Este instrumento se encuentra marginado en la actualidad por la generalización de los instrumentos de pulso y púa en las rondallas, pero fue muy usado en la música popular aragonesa.

Salterio:
Este es un instrumento de cuerdas percutidas proporcionando un acompañamiento a la vez rítmico y armónico, normalmente al chiflo. Se ha popularizado el nombre de chicotén pero es erróneo puesto que en ninguno de los sitios de Aragón donde se ha conservado se lo reconoce con este nombre.

Está pensado para ser tocado con una sola mano, llevando una correa para que el músico se lo cuelgue y pueda ser percutido con el solo uso de una mano; la otra, como ya se dijo al hablar del chiflo, iría haciendo melodías con dicha flauta.

Es característica la forma de la caja de resonancia de madera, de unos 90 cm. de longitud, que lleva en su parte anterior dos agujeros por los que sale el tuntuneo que se produce en su interior, pudiendo haber alrededor de ellos dibujos simbólicos. Sobre la caja se disponen seis cuerdas gruesas, antiguamente de tripa, aunque hoy es más usual que las lleven sintéticas. Estas cuerdas se afinan respecto a la tonalidad del chiflo.

Su uso ha pervivido gracias a los dances de Yebra de Basa y Jaca, aunque hoy ya se halla más extendido.

Idiófonos:

Instrumentos de danzantes:
Las mudanzas del dance pueden usar distintos instrumentos en sus coreografías como palos, espadas, espedos, broqueles o escudos, castañuelas o cascabeles. Su origen está en la intensificación de sonidos básicos como las palmadas o el chasqueo de dedos en las danzas.

Quizás los instrumentos más populares entre los idiófonos sean las castañuelas, por su difusión en la jota. Estas castañetas o castañuelas son básicamente dos piezas de madera, con un hueco en las partes que se tocan para hacer de caja de resonancia. Sin embargo no hay que olvidar otros muchos instrumentos derivados de ellas como las tejoletas, telletas o recholetas; así como las cucharas que cumplen la misma misión si son entrechocadas.

Otros idiófonos de metal son las campanas y los cencerros o esquillas. Durante la Semana Santa, las campanas son sustituidas por otros idiófonos percutidos con maderas como las carraclas o las matracas.

Además pueden usarse variados utensilios domésticos cuya función primaria no era la de producir sonido. Ya se han citado las cucharas pero también pueden usarse las típicas botellas de anís, ollas, morteros, vasos... Todo sirve, y todo es, a priori, utilizable. Hay bailes en Sobrarbe como el Trespuntiau o el Tinte-melé, que no llevan más acompañamiento que lo aquí dicho.

Membranófonos:

Tambor y bombo:
Su construcción y desarrollo se da sobre todo en el Bajo Aragón. Los hay de enorme tamaño, que se llaman "bombos". Los hay de diversas formas, tamaños y materiales, desde los que tienen los "parches de piel de cabrito" con unos "tensores" y un "aro" de madera, hasta los del más brillante aluminio. Desde la caja viva o redoblante hasta esos enormes bombos de hasta metro y medio de diámetro, todos cumplen la función del ritmo, en unos casos trágico, alegre en otros, pero siempre sobrecogedor.

Audición: Toque de Las imágenes - Bajo Aragón

Además de la significación religiosa de los tambores de la Semana Santa, también se usa este instrumento como el habitual acompañamiento de la dulzaina.

Pandero:
Es un tambor más rústico, emparentado con la vieja pandereta que ya aparecía en los vasos griegos, pero sin "sonajas". Los hay de diversos tamaños y la diferencia con el tambor estriba, en que sólo hay parche en la parte superior, estando la inferior al aire.

Zambomba:
Su sonido se obtiene frotándolo, no por percusión como los anteriores. Está ligada a la época navideña especialmente.

 

Arte | Biografías | Ciencias | Geografía | Heráldica | Historia | Humanidades | Ocio

Índice Alfabético | Galería Multimedia | GEA Educa! | Efemérides

Home | Quiénes somos | Información Legal | Contacto | La GEA en tu Web | RSS


© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

NTT Corporación Publicitaria de Medios