Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Navegación

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 02/04/2007

(Folc.) Existen muchas referencias a la navegación fluvial por el Ebro y por el Canal Imperial de Aragón Buscar voz..., que no han llegado a constituir conciencia de folclore marinero, aunque sí excepcionales casos sobre todo en Zaragoza. Históricamente hay noticias de Zurita Buscar voz... de que las naves aragonesas descendían por el Ebro Buscar voz... hasta el mar para dirigirse a la zona árabe, que el cronista llamaba España. Antes sabemos que el río era navegable hasta Vareia, a la altura de Logroño, y las monedas de Dertosa (Tortosa) tienen como tipos, representaciones de barcos que no es necesario suponer que fueran de tráfico fluvial. En Caesaraugusta Buscar voz... existía un puertecillo, entre la confluencia de la Huerva y la ciudad, seguramente consistente en un dique transversal sobre pilotes que serviría de embarcadero, y conocemos también el dique de otro semejante en Cabañas de Ebro (Z.); el aprovisionamiento de la ciudad romana pudo hacerse por este sistema, en buena parte.

En Zaragoza, el barrio del Ebro, en las Tenerías, fue de bateleros y pescadores y celebraron su fiesta el día de la Virgen del Carmen, con un dance que aún subsiste. En diversos lugares se utilizaron hasta tiempos recientes barcas y esquifes para la travesía del río, siendo especialmente famosa la «barca del tío Toni», en Zaragoza, sustituida después por una pasarela permanente y que utilizaba el sistema de sirga, como en los pontones que hubo en diversos lugares para transbordar vehículos y personas, como por ejemplo en Gelsa (Z.), antes de la construcción del puente.

En otros ríos, sobre todo los pirenaicos, se utilizaron almadías para el transporte de troncos que, excepcionalmente, servían para desplazamientos de personas, como nos cuenta Llampayas Buscar voz... de mosén Bruno Fierro Buscar voz.... Una navegación incluso con embarcaciones de recreo sui generis correspondió al Canal Imperial, con esclusas para el trayecto entre el Bocal, en Navarra y Zaragoza, donde la playa de Torrero sirvió de estación para estos barquichuelos; en la visita a la ciudad de Fernando VII Buscar voz..., en 1828, fue uno de los festejos el paseo en varias barcas engalanadas de los reyes y su séquito, y hay noticia de que se repitió en ocasiones análogas.

• Bibliog.: Beltrán, Antonio: «El río Ebro en la antigüedad clásica»; Caesaraugusta, 17-18, 1961, p. 65.

 

Imágenes de la voz

Navegación por el Ebro. B...Navegación por el Ebro. Barca del ...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010