Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Moncín

Contenido disponible: Texto GEA 2000

(Arqueol.) Yacimiento arqueológico situado en el centro de la Muela de Borja (Z.). Se compone de una amplia zona al aire libre, una profunda cueva de habitación y enterramiento, otra con finalidad exclusivamente funeraria, además de dos abrigos bajo roca.

La cavidad principal posee en su interior manifestaciones de pintura rupestre esquemática. Este lugar ha sido objeto de prolongadas campañas de excavaciones desde 1979 hasta 1987, a cargo de las Universidades de Bristol y Zaragoza. Gracias a estos trabajos se ha documentado en Moncín un dilatado período de ocupación ininterrumpido (trece siglos) desde un Calcolítico caracterizado por cerámicas campaniformes de tipo marítimo e inciso-impreso, hasta el Bronce Tardío, con presencia de materiales de la Cultura de Cogotas I. Además se ha constatado una fase romano-imperial vinculada a hornos para la fabricación de cal.

En la fase prehistórica se han documentado estructuras habitacionales de planta cuadrangular, con muros hechos con un zócalo de mampostería y el resto recrecido con arcilla. También se han puesto al descubierto, en las fases prehistóricas más recientes, numerosos hoyos excavados en el subsuelo, cuya función primera fue la de servir de silos para cereal y cuyo último uso fue el de basurero.

La cultura material exhumada comprende una variada industria de sílex, entre la que destacan por su abundancia y significado los dientes de hoz. En cuanto a la piedra pulimentada hay molinos de mano, hachas y adornos. Es muy rica la manufactura de objetos de hueso y asta, donde sobresalen los punzones, las puntas de flecha y los botones de perforación en «V» de diversos modelos. También es de reseñar la presencia de adornos realizados con conchas marinas y fluviales. La industria textil ha quedado evidenciada por la presencia de fusayolas y pesas de telar de barro; la cestería por improntas de esteras y cestas en las bases de vasijas de arcilla. Se ha demostrado que las actividades metalúrgicas de objetos de cobre y bronce, tales como punzones, puntas de flecha, etc., fueron realizadas en el propio poblado, pues han aparecido restos de crisoles, gotas de metal, chatarra y moldes de fundición de arenisca a lo largo de todas las fases del yacimiento.

Los pobladores de Moncín poseían una economía de subsistencia basada en el cultivo de trigo, cebada y leguminosas, y en la cría de una cabaña ganadera compuesta por ovicaprinos y bóvidos. Especial importancia tuvo la cría de caballos. Este panorama dibuja un modelo de explotación de los recursos animales que se ha denominado «Policultivo Ganadero». En lo que a la caza se refiere, resulta muy abundante la presencia de ciervo además de otros animales como el lince, el gato montés y el oso pardo, cuyas finas pieles pudieron facilitar los intercambios de bienes con otros grupos humanos.

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010