Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Lázaro Bello, Fernando

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 24/11/2009

(Zaragoza Buscar voz..., 2-I-1955). Pintor Buscar voz..., escultor Buscar voz.... De 1957 a 1968 reside en Tijuana, Baja California de México. En 1973 viaja a Londres y en 1980 se licencia por la Facultad de Bellas Artes de Barcelona. Tras residir un año en Mallorca, 1980-1981, viaja a Marruecos, 1981, y a Italia, 1987, para ejercer entre 1980 y 1991 como profesor de Dibujo y Diseño en la enseñanza privada. En Zaragoza es miembro del grupo musical «Tza-Tza». Vive en Zaragoza.

Como pintor se afinca en 1975 por una fugaz fase surrealista y por un realismo social. Al mismo tiempo tiene incursiones informalistas matéricas con maderas y arpilleras, que confieren a la obra un matiz de escultopintura. Hacia 1979 el color se aviva y la temática se centra, hasta 1989, en fragmentos de cuerpos, perros ladrando, seres solitarios, angustiantes quirófanos, entre otros asuntos, que derivan hacia un esquematismo formal para potenciar el vitalismo.

Como escultor, 1976 a 1987, mantiene el máximo paralelismo con la pintura. Con el material pasa de la arcilla y el plástico a obras con hierro y madera. Si bien puede pintar alguna escultura, lo más frecuente es sacar tonalidades al metal con soplete, motivando unas superficies repletas de sugerencias por sus irisaciones nubosas de apagados colores. Desde 1985 se perfila un maquinismo sin uso cual chatarra visceral de intrigantes abismos, mientras que el tono dramático se mantiene en dos series, 1991 y 1992, que titula «Casa española» y «Arquitecturas necias», en las que lo textural adquiere una singular belleza por el claroscuro de la piedra de Calatorao, siempre recordando la variedad de materiales, como hierro, piedra, cristal y cemento. Elementos arquitectónicos aislados del conjunto, como capiteles y columnas, que transforma en esculturas. El juego de volúmenes y los espacios interiores conducentes a misteriosos ámbitos tensionales, se alían a columnas rematadas por formas sin utilidad. Mantiene un tono sobre el ser humano de total desconfianza, atrapando el ángulo más negativo sin posible solución. Con posteridad, 1995 a 2000, mantiene la variedad de materiales, sobre todo hierro y después madera, para seguir, en fechas recientes, el cristal y como novedad el poliéster. Sigue, como una constante, con unos muy excepcionales dibujos, algunos sobre cristal, que son el preámbulo de sus esculturas. Espacios interiores y volúmenes de muy cambiante intensidad se funden con la geometría dominante y con unas formas abstractas que a veces se enlazan con el símbolo, sobre todo cuando coloca las piezas en forma de espiral.

Artista intuitivo y racional que usa de manera cambiante y exacta la tensión y el volumen, la intensidad y el vacío aparente de los interiores. Escultor que, salvo imprevisto, estará muy pronto entre los grandes.

 

Imágenes de la voz

"Alberto Francis", 1999. Obra de F...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010