Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Instituto Francés de Zaragoza

Contenido disponible: Texto GEA 2000

El 21-V-1919, con la asistencia de los señores Silio y Laferre, ministros de Educación de España y de Francia, se inaugura el Instituto Francés de Lenguas Vivas y Bellas Artes de Zaragoza, que será dirigido en el transcurso de los años por los señores Camdessus, Baudnan, Jal, Davis, Cardaillac, García y Carrety. Con el final de la segunda guerra mundial, en 1945 se hace cargo de la institución el gobierno francés, convirtiéndose así en la representación oficial de los Servicios Culturales de la Embajada de Francia en Aragón, al mismo tiempo que pasa a denominarse Instituto Francés de Zaragoza. En este segundo período cabe destacar como directores de la misma a los señores Landwerlin, Ravel, Cambom, Sarrasin, Guillot, Mörch, Kerouas y, en 2000, Andrieux.

Primitivamente ubicado en el Coso zaragozano, y posteriormente en el paseo de la Independencia, actualmente tiene su sede en el paseo de Sagasta, 7. Las actividades fundamentales consisten en la enseñanza de la lengua, literatura y civilización francesas, la difusión del libro y revistas franceses, además de la cooperación pedagógica y la organización de múltiples actividades culturales.

El Instituto Francés de Zaragoza es el tercero en importancia de los existentes en nuestro país, tras los de Madrid y Barcelona. Sus actuales criterios pedagógicos van orientados hacia el aprendizaje de la lengua francesa actual, en sus facetas oral y escrita, aprendizaje audiovisual o audio-oral para sus ciclos comerciales, según la metodología creada y controlada por los organismos oficiales franceses de lingüística aplicada. Realiza cursos especializados de preparación para la obtención de los diplomas D.E.L.S. y D.A.L.F., siendo asimismo el único centro oficial examinador de Aragón de dichos diplomas. También prepara alumnos para la obtención de diplomas oficiales de la Cámara de Comercio de París y de Turismo y Hostelería.

Una de las aportaciones más valiosas del Instituto a la cultura aragonesa lo constituye su biblioteca, esencialmente orientada hacia la literatura moderna y contemporánea, con unos fondos que superan los siete mil títulos. La biblioteca tiene un gran peso dentro del Instituto y ha sido objeto de un cambio de orientación total convirtiéndose en una auténtica mediateca, al albergar no sólo libros, revistas y prensa francesa, sino también películas y discos que pone a disposición de los usuarios. Además dispone de amplia información sobre Francia en forma de folletos recibidos sobre cursos de verano, turismo, etc. En septiembre de 1980 se creó el Departamento pedagógico, con la finalidad de ponerse al servicio de las instituciones universitarias y escolares de la región, organizando, previa petición de las autoridades competentes, reuniones de formación o perfeccionamiento destinadas fundamentalmente a los profesores de francés. En este sentido, colabora con profesores de francés ajenos al Instituto para la preparación de clases bilingües.

Es de resaltar el número de personalidades del mundo de las letras o las ciencias, así como de artistas pertenecientes a las más distintas actividades creativas, que han animado las manifestaciones ofrecidas por el Instituto desde su inauguración: desde José Sinués (quien en 1919 pronunciaba un ciclo de conferencias sobre la Historia del Arte) hasta Antonio Beltrán o Federico Torralba (que lo hacen 45 años más tarde), se puede comprobar la aportación de la Universidad zaragozana a las actividades del Instituto. Entre las personalidades francesas podemos mencionar, entre muchos otros, a los más ilustres visitantes de nuestro Zaragoza: los profesores universitarios Robert Escarpit, Paul Racoeur, Gérard Genette, Lucien Goldmann; el «nuevo filósofo» Jean-Marie Benoist; los escritores Henri Queffelec, Paul Vialar o Natalie Sarraute; los investigadores Henri Laborit y Jean-Claude Pecker, o los músicos Fontanarosa, Hellefer, D’Arco y Kerdonkuff.

Hoy la principal tarea del Instituto se dirige a adaptar la enseñanza del francés a las necesidades de un público cada vez más diversificado y especializado, así como la vigorización de las actividades culturales, dando, en la medida de lo posible, una imagen auténtica de la actualidad cultural e intelectual francesas, sobre todo en lo concerniente al teatro y a la canción.

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010