Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Ferrer Gimeno, Félix

Contenido disponible: Texto GEA 2000

(Barcelona, V-1922 - Huesca, 7-V-1983). Escultor, dramaturgo, crítico de arte y galerista. Tras cumplir el servicio militar en Marruecos y superar unas fiebres tifoideas en el Hospital de Cádiz aparece en Huesca. Agente comercial y vespertino, especializado en productos farmacéuticos y de quirófano, durante las mañanas ejerce como contable en el periódico oscense Nueva España.

Como escultor la mayoría de sus obras son en barro, siendo las más conocidas Raza, El viejo cacique, La niña de las trenzas y los retratos del torero Manolete. Participa en exposiciones colectivas y obtiene algunos galardones. Su obra tiene una evidente unidad de línea y se encuadra en una estricta academia, siempre bien resuelta y con dominio del volumen. La mayoría de sus piezas son bustos y cabezas.

Como dramaturgo obtiene el primer premio, por El vendedor, en el concurso periodístico convocado por la Feria de Muestras de Barcelona en1960. En 1969 consigue por su guión Mundo joven el premio especial en el Primer Concurso Nacional de Cine Experimental celebrado en Barcelona.

Corresponsal de los diarios zaragozanos El Noticiero y Amanecer, así como de la agencia Europa Press, escribe en el diario oscense Nueva España. Su actividad periodística transcurre paralela a su tarea como dramaturgo. Escribe Los alacranes y Aldeabaja, 1971, que tuvo notable repercusión al salir a las ondas a través de Radio Nacional de España.

Su faceta como crítico de arte se inicia en los cincuenta, a través de la sección cultural de la revista Argensola, en la que ejerció como redactor jefe desde 1966. Críticas y entrevistas a artistas, sin olvidar sus resúmenes anuales, que son de obligado estudio por la profundidad de su capacidad analítica. Así mismo, publica críticas de arte en el diario oscense Nueva España.

En diciembre de 1971 se inaugura la Galería S’Art de Huesca. Los años que la dirige tienen una excepcional programación, exponiendo notables artistas y dando oportunidad a jóvenes valores.

A la ingente tarea de Ferrer Gimeno se debe la creación del Museo Altoaragón Contemporáneo, con pintura y escultura, dividiendo los salones en departamentos. El día de la inauguración se leyeron unas cuartillas de José Camón Aznar, en las cuales se sugería que «la constancia y el amor al arte de Félix Ferrer han conseguido reunir estas obras que no son más que el inicio de un futuro que ¡ojalá! corresponda a las intenciones de su fundador, a la grandeza del país que lo tutela y a la corporación provincial».

• Bibliog.: Alvira Banzo, Fernando: «Félix Ferrer Gimeno. Promotor del Arte en Huesca en el final del milenio»; para El arte aragonés en el final del milenio, Diputación General de Aragón, 2000; y Azpeitia Burgos, Ángel: «Las manifestaciones artísticas contemporáneas en Huesca (siglos XIX y XX); para Huesca. Historia de una ciudad, de Carlos Laliena Corbera, Ayuntamiento de Huesca, 1990.

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010