Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Éxodo rural

Contenido disponible: Texto GEA 2000

(demografía Buscar voz..., población) Término con el que se conoce la emigración Buscar voz... del campo a la ciudad, la que más ha afectado a Aragón en los últimos tiempos. Aunque la corriente migratoria campo-ciudad no es nueva en la historia demográfica aragonesa, es a partir del momento en que se produce la llamada «segunda revolución agrícola» (de carácter técnico), coincidente con la «revolución industrial», cuando adquiere volúmenes considerables. El campo, al mecanizarse, genera excedentes de mano de obra, y paralelamente la ciudad multiplica sus puestos de trabajo en la naciente industria y en los servicios que evolucionan.

Hay dos momentos críticos en el éxodo rural contemporáneo aragonés: uno coyuntural, a principios del siglo XX, con la epidemia de la filoxera que afectó a las comarcas vitivinícolas de los somontanos pirenaico e ibérico; el segundo corresponde a los años 50, cuando la mecanización y la motorización se deja sentir en el campo aragonés, de forma que la revolución técnica agrícola está comenzando a consolidarse, expulsando inexorablemente a la población campesina, atraída, por otro lado, por los núcleos urbanos.

El emigrante aragonés se movió por razones económicas prioritariamente; así, una encuesta realizada a finales de los setenta por la Sociedad delegación Económica (SIE) en los barrios de Zaragoza, donde dos tercios de la población son inmigrantes, en su mayoría procedentes del campo, daba como motivos prioritarios del cambio los económicos. Entre los cabezas de familia de nivel bajo, el 26 % cambió por las condiciones económicas, el 19 % por estar en paro, el 9 % por realizar un trabajo eventual, el 10 % por salir de una vida muy atrasada, el 7 % por evitar trabajos muy duros, sólo el 11 % por la educación de sus hijos y un 18 % por otras razones.

La atracción psicológica de la ciudad para los campesinos aragoneses, ha sido fomentada, como en el caso de otros campesinos, por múltiples estímulos: el cine, sobre todo el americano, la televisión, la prensa escrita, la visita del emigrante amigo que canta las excelencias -muchas veces exageradas- de la ciudad adonde ha emigrado (ello es lo que hace que luego vivan en los mismos barrios los paisanos), o la estancia temporal en la misma del futuro emigrante definitivo, para hacer la «mili», trabajar en el servicio doméstico, estudiar, etc. Pero esta atracción psicológica tiene un fundamento real: el mayor nivel de vida, la mejor dotación de servicios, diversiones, equipamientos, etc., en la ciudad. Porque son las motivaciones económicas las que más pesan es por lo que emigran más de las provincias aragonesas más rurales y peor dotadas.

 

Imágenes de la voz

VALLE DEL RIO CAMARENA (T...VALLE DEL RIO CAMARENA (Teruel)

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010