Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Depósitos bancarios

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Por Depósitos se entenderá, en esta ocasión, el conjunto de saldos que figuran en las diferentes cuentas que constituyen los recursos ajenos del pasivo de las entidades bancarias y de ahorro. Desde un punto de vista más técnico, equivaldría exactamente a la inversión de los particulares en activos financieros indirectos. Un enfoque inicial podría ser el análisis de la distribución de depósitos por entidades financieras de la región, pero estos datos pueden consultarse en esta misma enciclopedia (ahorro Buscar voz..., banca Buscar voz...), por lo que se comentarán otros aspectos relativos a la conducta del ahorrador aragonés en este tema.

En primer lugar, y utilizando una clasificación convencional de depósitos, ha podido demostrarse que los aragoneses, en general, muestran unas preferencias por este orden: libretas de ahorro, plazos fijos, cuentas corrientes, otros depósitos; siendo distinta esta ordenación de la escala de preferencias del conjunto español (donde adquiere mayor aceptación la cuenta corriente). Ahora bien, como dato interesante, puede añadirse que en los estratos poblacionales con rentas más bajas se sitúa la imposición a plazo en primera posición, mientras que para las rentas más altas, coincidentes con empresarios y técnicos superiores, es la cuenta corriente el tipo de depósito que se prefiere después de la libreta.

En el cuadro adjunto reflejamos la evolución de los depósitos y creditos de las tres provincias aragonesas. En él puede observarse la existencia de un importante excedente de ahorro en relación a los créditos solicitados. Dichos datos se refieren a depósitos y creditos gestionados por entidades bancarias (Bancos, Cajas y Cooperativas de Crédito) a los que habría que añadir la cada vez más fuerte canalización del ahorro hacia activos financieros, como los fondos de inversión, consecuencia del descenso de los tipos de interés.

A partir de 1990 el crédito aunmenta más rápidamente que el ahorro como consecuencia de la fase expansiva del ciclo económico y del citado descenso de los tipos de interés. A nivel provincial, el mayor impulso del crédito aparece en las provincias de Huesca y Zaragoza mientras que la turolense destaca como la más ahorradora. El menor nivel de demanda de crédito refleja un menor nivel de inversión y, en este sentido, recalcamos que el importante excedente del ahorro se debería canalizar con mayor intensidad hacia la inversión productiva. Para ello es necesaria una mayor involución de las entidades financieras, fundamentalmente de las Cajas de Ahorro que, a diferencia de lo que ocurre en el resto del Estado, absorven el mayor volumen de depósitos (ver ahorro Buscar voz... y banca Buscar voz...)

• Bibliog.: Bono Ríos, F.: El ahorro en la región aragonesa; Cazar, Zaragoza, 1978. Id.: «Aproximaciones al tema del Ahorro Financiero: el caso español y el de la región aragonesa»; Cuadernos Aragoneses de Economía, curso 1977/78, pp. 203-221.

 

Recursos de la voz

EVOLUCIÓN DE LA RELACIÓN ...EVOLUCIÓN DE LA RELACIÓN ENTRE DEP...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010