Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Crédito y Fomento del Alto Aragón

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Sociedad constituida en Huesca el 5-I-1862 con un capital de 12 millones de reales, el cual, según los estatutos debería ser desembolsado en su 10 % a medida que se suscribieran las acciones, para dedicarse a las actividades propias de un banco comercial, es decir, a la obtención de depósitos y descuento de efectos a corto plazo. De la importancia que tuvo esta institución da idea el hecho de que el Banco de Zaragoza contaba en el momento de su constitución con un capital social de 1,5 millones de ptas., frente a los 3 del Crédito y Fomento, de los que pronto se desembolsaron 2,25 millones de ptas.; gracias a esta iniciativa, Huesca es, en las vísperas de la revolución del 68, una de las veintisiete ciudades españolas que dispone de banco propio.

El núcleo impulsor de esta iniciativa lo constituía un grupo de propietarios y comerciantes de la capital y de la provincia de Huesca. Así, tal como señala Gil Novales, se encontraban entre ellos Antonio Naya, barón de Alcalá, que adquirió 150 acciones; Faustino Pérez, con una cantidad similar; Juan Escuer, con 300, y los también vecinos de Huesca Manuel Villanova y Feliciano Tolosana, que adquirieron 70 cada uno. Entre los suscriptores de la provincia estaban Vicente Fusté, comerciante de Barbastro; Juan Gastón, propietario de Jaca; Francisco Bernad, comerciante de Fraga; Rafael Cebrián, propietario de Chimillas, y Agustín Bizcarra, de Selgua, siendo el primer director del Crédito, Martín Ordás, quien contaba con la colaboración del contable francés Bertrand Portes.

Algunos de estos accionistas serían simpatizantes e incluso partícipes en la preparación de la revolución de 1868 -como es el caso del vicepresidente del Crédito y Fomento del Alto Aragón en 1865, Gregorio Campaña- y esta entidad financia al periódico progresista El Alto Aragón, que se publicaría en Huesca los martes, jueves y sábados y que tendrá como asiduo colaborador a Joaquín Costa. La correlación existente en las localidades de origen de los fundadores del Crédito y Fomento y de los fundadores del periódico El Alto Aragón también ha sido estudiada por Gil Novales en su excelente trabajo sobre la revolución del 68, utilizando sobre todo los archivos de la familia oscense de los Torres-Solanot.

La evolución del Crédito y Fomento tras 1868 es poco conocida, y esta entidad no figura ya en la relación de bancos existentes en España en 1874, año en el que el privilegio de emisión de billetes es concedido en exclusiva al Banco de España.

• Bibliog.: Gil Novales, Alberto: La Revolución de 1868 en el Alto Aragón; Zaragoza, 1980. Tortella, Gabriel: Los orígenes del capitalismo en España; Madrid, 1973.

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010