Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Corregidor

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Representante de la autoridad real en la vida de los pueblos, con funciones judiciales y administrativas y jurisdicción en el ámbito de su corregimiento. En Aragón, esta institución de procedencia castellana, cuyo origen se remonta al siglo XIV, es introducida por Felipe V (1700-1746) por el Decreto de Nueva Planta de 3-lV-1711, nombrándose corregidores en las principales ciudades y organizándose el territorio en trece corregimientos o partidos.

El corregidor, de nombramiento real, reside en la ciudad cabeza del corregimiento donde era jefe de la administración municipal y presidía el cabildo, quedando así los municipios vinculados a la autoridad real mediante este representante del poder central. Ejercía funciones judiciales, siendo juez con jurisdicción civil y criminal en todo el ámbito de su corregimiento, salvo en las villas y lugares del mismo que tuviesen alcalde ordinario. Las apelaciones de las sentencias de corregidores y de alcaldes ordinarios correspondían a la Audiencia. También asumían los corregidores las funciones de policía, velando por el orden y seguridad públicas y defendiendo la jurisdicción real en su territorio.

Sus funciones estaban reguladas por la Instrucción de corregidores, dada para Castilla en 1648, y las Instrucciones añadidas de 1711.

En 1749, el intendente de provincia asumió el cargo de corregidor en la capital, aunque en 1766 volvió a separarse intendencia y corregimiento. Carlos III, por Real Cédula de 1783 y por las Instrucciones de 1788, dio atribuciones más amplias a los corregidores, haciendo inamovible y de carácter más técnico el cargo, y revistiéndolo de una mayor autoridad. El corregidor desaparece en 1835 pasando sus funciones judiciales a los jueces y las administrativas a los alcaldes.

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010