Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Conde, Jaime

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 27/10/2009

(? - Zaragoza Buscar voz..., 1783). Pocos datos biográficos se tienen de este militar del cuerpo de Ingenieros, salvo que en 1780 residía en Zaragoza desde hacía veinte años, y en enero de 1781 se hizo cargo de la dirección de la Escuela de Matemáticas de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País Buscar voz.... En esa fecha ostentaba el grado de coronel. Solamente dos años pudo estar al frente del establecimiento, pues murió, tras una rápida enfermedad, en 1783.

Escribió unos Rudimentos de Arismética, «para facilitar la enseñanza en la Escuela Patriótica de la Real Sociedad Aragonesa de Amigos del País» (Zaragoza, 1781). También es obra suya Rudimentos de Álgebra, «para facilitar la enseñanza, etc.». (Zaragoza, 1782) y Rudimentos de Dinámica, «para facilitar la enseñanza, etc.». (Zaragoza, 1782). Los tres amplios folletos se editaron en la imprenta de Blas Miedes Buscar voz..., que era a la sazón impresor de la Real Sociedad. Los títulos similares de los libritos escritos por Jaime Conde dan idea de la finalidad inmediata y pragmática de su contenido. Su publicación hay que achacarla al interés de la Sociedad por poner a disposición de los alumnos de la Escuela de Matemáticas un material asequible, barato y «de doctrina matemática sólida y moderna». En la España de finales del XVIII ya existían esos materiales. Benito Bails, uno de los recopiladores más importantes de las matemáticas del XVIII, escribió dos obras con este fin: Los Principios de Matemáticas (Madrid, 1776) y la gigantesca enciclopedia de once tomos Los Elementos de Matemáticas (Madrid, 1783). Los Principios son una obra básica para iniciarse en el estudio de las matemáticas, y los Elementos son un enorme compendio de los conocimientos matemáticos generales de la época. Ambos libros estaban redactados en castellano y, como reconocen las ordenanzas de la Escuela, tenían «doctrina sólida y moderna». Por ello, los curadores de la Escuela de Matemáticas encargaron al ingeniero Jaime Conde la redacción de folletos que, siguiendo los Principios de Bails, facilitaran a los alumnos la comprensión del curso. Desde luego que el propósito, además de encomiable, porque la obra de Bails era bastante difícil de adquirir, dio buenos resultados.

Las lecciones redactadas por Jaime Conde están presentadas de una forma clara para la comprensión de artesanos a los que se exigía como único requisito el saber leer y escribir. Pero además Jaime Conde añadió a los Rudimentos de Aritmética un prólogo que era una lanza más en pro del estudio de las Matemáticas y de la necesidad de fomentar establecimientos especializados para el mismo, con una velada alusión al abandono en el que las ciencias formales y experimentales se encontraban en la Universidad. Así, dice Conde: «Uno de los principales títulos por que en todos los siglos y países ilustrados se ha hecho recomendable el estudio de las Matemáticas, es la extensión y generalidad de su provecho hacia las artes; pues no hay una que no necesite de sus principios y reglas para la menor de sus operaciones, si han de ser acertadas, motivo porque el amor de la Sociedad (Aragonesa) a la Patria no sólo no ha diferido a los artesanos este auxilio importante, sino que se le ha proporcionado con todas las comodidades que pudieran desear». Y termina con la indirecta antes aludida: «En vista... de que no hay estado, profesión ni edad a quien no sea necesario semejante estudio, no es de esperar haya persona tan descuidada de su propio bien, que malogre tan grande ventaja y proporción, a no ser que pretenda vivir siempre con la fea nota de bárbaro: que tal califican algunos sabios al que ignora la ciencia de los números, por más que haya cursado otras».

• Bibliog.:
Forniés, J. F.: La Real Sociedad Económica Aragonesa...; Madrid, 1978, pp. 375-376 y 429.

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010