Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Casas baratas

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 25/04/2006

La avalancha inmigratoria que tiene lugar en Zaragoza durante las primeras décadas del siglo XX (pasa de 110.000 hab. en 1910 a 140.000 en 1920) plantea el tema de la vivienda de las clases populares como uno de los más acuciantes del momento. El deseo de salvaguardar la condición física de la mano de obra, se corresponde con la necesidad de reproducción de la fuerza de trabajo, tomando en consideración la menor productividad que determina la profunda degradación física, y los riesgos que derivan de tal situación.

El acceso a la propiedad se constituye como «solución» idónea al problema de la vivienda, uniendo a las posibilidades de control social y de fijación geográfica las del estímulo de los instintos conservadores de aquellos estratos más elevados de la clase obrera, que con las oportunas facilidades adquieren capacidad solvente. Para ello, se hace imprescindible la intervención del Estado, a través de incentivos fiscales, de manera que la industria de la construcción pueda intervenir también en este mercado. Ésta se inicia con la Ley de Casas Baratas de 1911, que caracteriza los mecanismos de financiación y las diversas modalidades de gestión, y prosigue con la Ley de 1921, que asigna a los ayuntamientos misiones que ya no son solamente de policía urbana, sino de programación y gestión urbanística, encomendándoles la formulación de proyectos de urbanización con la posibilidad de expropiar los terrenos necesarios.

A diferencia de las primeras entidades (cooperativas, cajas de ahorro...) que intervienen en la promoción de vivienda popular, prevalece ahora otra fórmula, con la intervención del sector público, que introduce una nueva escala en la misma. La formación de la Sociedad Zaragozana de Urbanización y Construcción (SZUC) está determinada por el interés de diversos entes financieros junto a la Administración local, resultando decisiva la aportación de dos arquitectos del Banco Hispano-Colonial, J. M. Ribas y S. Zuazo, encargado este último de la redacción de los estatutos de la sociedad. El proyecto, que tiene su antecedente en el presentado por la Rapid Cem Fer en 1923, queda terminado en 1928, colaborando en su redacción, junto a los dos arquitectos citados, el municipal M. A. Navarro, quien paralelamente realiza la adaptación del Plan de Ensanche redactado por él en 1925.

La constitución de la S.Z.U.C. representa la primera experiencia importante de intervención municipal de apoyo a la iniciativa privada a través de la regulación del funcionamiento del mercado del suelo y de la construcción. La anticipación de la intervención pública, con el cubrimiento de la Huerva y la expropiación del área para la edificación (habiéndose declarado el proyecto de utilidad pública a estos efectos), junto a la disposición de los citados instrumentos urbanísticos (adaptación del plan), proporcionan una idea de las condiciones en que se construye la nueva realidad urbana, constituyendo la localización de la «zona de casas baratas» el elemento fundamental de la misma.

De esta forma se instaura un modelo de intervención, que usa la edificación popular como un potente factor de valorización de las rentas del suelo, mientras que, por otro lado, confiere a la vivienda un papel central en la planificación de la extensión de la ciudad, constituyendo el precedente más cercano del proyecto Zuazo-Jansen para Madrid (1929).

En cuanto a su dimensión morfológica, el plan de 1928 supone, junto a una primera experiencia de control formal de la expansión urbana, un esfuerzo de racionalización que se manifiesta en el trazado mixto, entre «pintoresco» y neoclásico, intentando adaptarse a la topografía y, hasta cierto punto, a la parcelación existente, pero sobre todo, en la diversificada definición tipológica desde el bloque de pisos a la casa unifamiliar aislada.

Aunque la sociedad quiebra unos años más tarde, el trazado general será incorporado al plan de 1934, salvo algunas modificaciones que servirán para la consecución de una tipología homogénea en el área de intervención, más adecuada a las nuevas leyes de producción masiva de la vivienda, en particular en la zona hoy conocida como Ciudad Jardín Buscar voz....

 

Imágenes de la voz

PLANO GENERAL  DE URBANIZ...PLANO GENERAL DE URBANIZACIÓN DE ...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010