Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Blasco, Eusebio

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 28/06/2006

(Zaragoza, 1844 - Madrid, 1903). Periodista y comediógrafo. Hijo de un conocido arquitecto zaragozano de ardorosas ideas progresistas, abandonó los estudios paternos pero no su liberalismo, acendrado según propia confesión por la influencia del catedrático Eduardo Ruiz Pons Buscar voz... y el contacto con los oficiales del regimiento Zamora, entre los que se hallaba el conspirador Nicolás Estévanez Buscar voz.... A éstos leyó sus primeros trabajos y, entre ellos, la comedia 'Vidas ajenas'.

Animado por los éxitos locales y deseoso de seguir carrera literaria, marchó a Madrid en 1862, donde destacó muy pronto en la prensa revolucionaria que preparaba el estallido de 1868: La Discusión, El Cascabel y, sobre todo, el periódico satírico Gil Blas. Emigrado político en 1866, volvió con el triunfo de la revolución, siendo ya secretario particular de Nicolás María Rivero, ministro de Gobernación del gobierno provisional de Serrano. Ya para entonces, su fecundidad como comediógrafo le había convertido en el principal suministrador de piezas cómicas para el curioso fenómeno del «teatro por horas» que nació en el Madrid de finales de la década de los sesenta. Obras como La señora del cuarto bajo, El miedo guarda la viña, Los dulces de la boda, Los novios de Teruel (parodia del famoso tema romántico de los Amantes), La corte del rey Reuma, Moros en la costa, etc., ceden sin embargo, en popularidad e importancia al estreno de su zarzuela disparatada El joven Telémaco, que habría de ser el mayor éxito de los «bufos» del empresario Arderius, y una de las piezas más populares del teatro comercial del siglo xix: a ella pertenece el vocablo inventado por Blasco de «suripantas», incorporado al habla común desde entonces.

Los éxitos teatrales no le hicieron descuidar ni el periodismo, ni el cultivo del verso Soledades (1876), Poesías festivas (1880), ni el ejercicio de la política: participó en el proceso de la Restauración Buscar voz... alfonsina y Cánovas le hizo director general de Comunicaciones; más tarde, se hizo liberal de Cristino Martos, republicano de Ruiz Zorrilla y nuevamente canovista. Ya anciano, fundó en 1899 la revista Vida Nueva, que dirigió y fue la más importante de las publicaciones finiseculares, pues en ella anduvieron Unamuno, Maeztu, «Azorín», Dicenta, etc.

Pese al acusado madrileñismo de su actuación, Blasco cultivó siempre un cierto aragonesismo personal y folclórico que refleja, por ejemplo, su «Discurso baturro» de 1897 ante la Asociación de la Prensa. Y aragoneses fueron quienes llevaron adelante el proyecto de edición de sus Obras completas en varios tomos desde 1903, el IV de los cuales corresponde a unas Memorias íntimas (texto de unas conferencias leídas en el Ateneo de Madrid) que concluyen hacia 1869 y tienen bastante interés por lo que hace a la visión de la Revolución de Septiembre y su trato personal con figuras como G. A. Bécquer, E. Florentino Sanz, F. Balart, etc.

 

Imágenes de la voz

...

EUSEBIO BLASCO...EUSEBIO BLASCO

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010