Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Seta

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 20/04/2009

(Bot.) Cualquier especie de hongo con forma de sombrero o casquete sostenida por un piececillo. La riqueza micológica de una zona determinada está íntimamente ligada a su riqueza forestal y a la frecuencia de las precipitaciones Buscar voz..., asociadas a una temperatura adecuada. Aragón tiene el 20 % de superficie forestal, lo que suponen 950.000 Ha. de bosques que representan el 8 % del total nacional. Las precipitaciones sin embargo no son muy elevadas, excepto en la zona del Pirineo Buscar voz.... No obstante durante los años lluviosos se pueden recolectar prácticamente la mayoría de las especies europeas. Las setas tóxicas mortales no son frecuentes en Aragón.

Se pueden distinguir tres zonas claramente diferenciadas: los Pirineos y sus sierras exteriores, el valle del Ebro Buscar voz..., y la cordillera Ibérica Buscar voz... en sus dos vertientes, desde el Moncayo Buscar voz... a las sierras turolenses. Son los Pirineos la zona de mayor aporte en la riqueza de la flora micológica aragonesa. Sus bosques Buscar voz... húmedos de pinos silvestres, negro de montaña, pinabete, haya y roble reúnen las condiciones idóneas.

Se pueden estimar entre 2.000 y 3.000 especies diferentes las que se pueden recolectar en Aragón. Es curioso sin embargo que toda la afición a la recolección de setas se centre en el rebollón o rebichuelo (Lactarius deliciosus y Lactarius sanguifluus), del que se recolectan gran número de toneladas en el otoño en los bosques de pinos y que supone una fuente de ingresos extra para los lugareños de muchas comarcas aragonesas. Hay otra especie muy popular que es la seta de cardo (Pleurotus eryngii), que abunda en los terrenos baldíos y cunetas donde crecen determinados tipos de cardo.

Se da el nombre de setas a los hongos superiores. Carecen de clorofila y se reproducen por esporas. Para que las condiciones de crecimiento de las setas sean óptimas es necesario que: el suelo esté húmedo y lo haya estado en las últimas semanas y que la temperatura sea suave, sin heladas ni fuerte calor. Es aconsejable que la fase lunar sea creciente.

Los bosques y prados de Aragón encierran una gran variedad de especies, siendo una región privilegiada. Los Pirineos constituyen un paraíso para el micólogo, pues en sus prados y bosques de pinos, abetos, quejigos, hayas y abedules se encuentran especies acaso desconocidas en el resto de España. Tanto el Somontano Buscar voz... oscense como el Sistema Ibérico presentan un gran interés por su riqueza fúngica, y están poco estudiados sus bosques de pino, encina y roble (sierras de La Peña Buscar voz..., Guara Buscar voz... y Carrodilla Buscar voz... en Huesca, y de Gúdar Buscar voz..., Javalambre Buscar voz... y Albarracín Buscar voz... en Teruel. El Moncayo es un caso aparte, pues presenta características privilegiadas como son la altura y la variedad arbórea, con la presencia, además, de hayedos y abedulares. Por fin, el valle del Ebro, además de sus choperas, presenta en los altozanos (sierra de Alcubierre Buscar voz..., de Vicort Buscar voz..., montes de Castejón Buscar voz... de Valdejasa y de Valmadrid) setas interesantes, muchas de ellas termófilas, en bosques de pinus halepensis, a veces mezclados con encina y sabina.

A pesar de tanta abundancia nunca ha habido en Aragón un gran interés por las setas, aun estando rodeado por zonas geográficas con gran afición, como son Cataluña, el País Vasco y Francia. Al ser imposible nombrar los cientos de especies que viven en Aragón, hay que ceñirse a las más representativas, ya sea por su abundancia, por sus peligros tóxicos o por su buena comestibilidad.

Agaricus Campestris (champignon silvestre): Crece en los prados, pastos y jardines, en «círculos de brujas» en primavera. Es comestible cuando tiene las láminas de color rosa. En su misma familia tan sólo es indigesto el Agaricus xantodermus, que huele muy desagradablemente a gas.

Amanita muscaria: Abundante en el Moncayo, Sistema Ibérico y Pirineos, aparece tardíamente (octubre, noviembre) principalmente bajo pinos y abedules. Es venenosa aunque no produce la muerte, sino trastornos gastrointestinales y síntomas alucinógenos.

Amanita phaloides: Crece abundantemente en las tres provincias aragonesas en la época otoñal, principalmente en bosques de quercus (encinas y robles). Su sombrero es liso con tonalidades verdoso-amarillentas. La presencia de volva y anillo nos debería bastar para evitarla, puesto que es mortal.

Amanita ovoidea: Muy abundante en lugares meridionales (valle del Ebro y proximidades, sobre todo en octubre, es sin embargo inexistente en las montañas). Sólo deben ingerirla los entendidos, ya que se presta a confusión con las amanitas mortales. Su gran tamaño (10-20 cm. de diámetro) y los colgantes harinosos del borde del sombrero, la diferencian de ellas. Otra amanita meridional es la Amanita Cesarea, el comestible más exquisito entre las setas, que tiene un sombrero naranja-rojizo y amarillos el pie y las láminas, presente en encinares oscenses.

Amanita rubescens: Muy común bajo coníferas, sobre todo en el Pirineo ya desde junio. Buen comestible, se caracteriza porque su carne enrojece al aire, lo que la distingue de otras amanitas similares mediocres o venenosas. Se debe ingerir cocinada, ya que posee una sustancia emolítica venenosa que destruye el calor.

Boletus edulis: Delicado comestible muy apreciado en todas sus variedades. Es bastante rara salvo en el Pirineo, en verano y otoño. Llega a adquirir grandes tamaños.

Boletus granulatus: Quizá la seta más abundante de Aragón, en pinares, de mayo a noviembre. Comestible mediocre, se debe pelar eligiendo los ejemplares jóvenes.

Cantharellus cibarius: Abundante en la zona pirenaica. Presenta pliegues en lugar de láminas bajo el sombrero amarillo. Su olor a albaricoque nos anuncia que es un buen comestible.

Clavaria aurea: Abunda en los bosques pirenaicos de julio a octubre. Buen comestible. No se debe confundir con la Clavaria formosa, que tiene las ramas rosadas con puntas amarillas.

Clitocybe nebularis: No aparece hasta octubre, junto con el Rhodopaxillus nudum. En el Pirineo se le llama caperán y pardilla según los lugares. Tiene láminas blancas, sombrero gris-nube y la base del pie fuertemente abultada. Posee un olor penetrante y es mediocre comestible.

Coprinus comatus: Crece en caminos forestales tras las lluvias en enormes cantidades. Gran comestible para algunos, blando e insípido para otros. Le caracteriza su forma apepinada.

Lactarius deliciosus: Llamado vulgarmente rebollón, rebichuelo o nízcalo. Es muy abundante en los pinares en otoño. Segrega un típico látex naranja que en el Lactarius sanguifluus es rojo. Es un comestible diversamente apreciado.

Lepiota procera: Abundante en los prados y bosques del Pirineo (septiembre y octubre). Tiene un sombrero de 10-25 cm., lo que la distingue de las pequeñas «depiotas venenosas» (3-6 cm.). Es un comestible de sabor muy apreciado.

Marasmius oreades: Crece en los prados junto con el Agaricus campestris, principalmente en junio y octubre; posee sabor y olor muy agradables. Se secan fácilmente, pudiéndose dejar colgadas de un hilo para comerlas con posterioridad.

Morchela deliciosa: Primaveral (abril y mayo). Crece en el Sistema Ibérico y Pirineos, aunque no se presenta muy abundante. Es un exquisito comestible que no se debe ingerir crudo. Debe evitarse su confusión con la Gyromitra esculenta, también primaveral, que tiene forma de cerebro y es sospechosa.

Pholiota aegerita: Llamada «seta de chopo». Crece en las choperas y alamedas que bordean los ríos, en todo Aragón, sobre madera muerta. Buen comestible y muy conocido.

Pleurotus eryngii: Es la conocida «seta de cardo», abundante en primavera y otoño en montes sin arbolado, junto a las raíces del «cardo corredor» (Eryngium campestre) tras las lluvias. Excelente comestible y muy conocido.

Russula aurata: Las rúsulas abundan en todos los bosques. Su carne se quiebra como la tiza y no segregan látex como los lactarius. Son comestibles las de carne dulce como la de la fotografía.

Tricholoma georgii: Crece en los prados pirenaicos en primavera. Llamada «seta de San Jorge» por su precoz aparición. Muy apreciada por su sabor es, sin embargo, muy difícil conocer los sitios donde crece, que son siempre los mismos.

Tricholoma terreum: No aparece hasta finales de octubre y es muy abundante en todo Aragón. Su comestibilidad se ve superada por el Tricholoma equestre y el Tricholoma portentosum, también propios de pinares pero más escasos. Se le llama vulgarmente «negrilla», por su sombrero gris oscuro. Venenoso es el Tricholoma tigrinum (fotografía), robusto y escamoso, que vive en las montañas en los mismos sitios donde se encuentra en primavera el Hygrophorus marzolous, en los bosques pirenaicos de hayas y abetos.

• Ling.: En el siguiente cuadro se recogen algunas de las voces más conocidas para designar en Aragón Buscar voz... las diferentes clases de setas y hongos. A pesar del esfuerzo de sistematización, puede verse que existe una serie de términos no identificados claramente y en algunos casos una diversidad de formas no coincidentes en su aplicación en cada zona al mismo tipo de seta. La dificultad principal estriba en que hay muy pocos hablantes que conozcan suficientemente este campo léxico y casi ninguno que una al conocimiento del término popular el del nombre científicos.

bufina de lobo, bufineta de lobo, bufina d´onso: bejín, hongo llamado popularmente en castellano «pedo de monja»; es como una bola blanca, muy ligera, llena de aire y polvo oscuro; pertenece al gén. Lycoperdon

cagarria, cascarria: seta de colmenilla, morluga

camparóls: setas en general; un tipo de setas comestibles (sin identificar)

caparán, caperón: hongo, joyo blanco (Clitocybe nebularis)

cazoleta, trunfa: trufa, xiribión

cogoma, codoma, fongo de corzo: seta blanca de anillo (Agaricus campestris)

chirigola, chirigoleta: hongo estrecho y fino (sin identificar)

fongo, frongo: hongo

fongo baboso, fongo de pino: seta amarilla (Boletus granulatus)

fongo de fiemo, fongo fematero, fongo de femera: seta de estiércol (Panaeolus)

fongo royo: mízcalo, níscalo, seta de pino (Lactarius deliciosus)

fongueta: hongo pequeño comestible, seta

grisoleta: seta blanca, usón

guilsana, fongo baboso: hongo comestible, blanco en su parte inferior y negro en la superior (sin identificar claramente)

isón, sisón: usón

manetas de Dios: seta de aspecto ramificado, como si fueran muchos dedos juntos; se cría en los troncos secos de los árboles (Clavaria)

matapariéns: en algunos sitios Boletus satanas, podrigón; hongo no comestible

morluga, morgula, morula, monugla, murgona: seta de colmenilla; es un hongo rizado, comestible, de color grisáceo o amarillo (Morchella)

morilla, maraula: seta de colmenilla, morluga

muxordinas, muxardinas, moixordinas: setas de primavera; igual que los muxordóns, pero más pequeñas (Marasmius oreades)

muxordóns, muxardóns, moixardóns: setas que se dan en primavera, usón

ongorrés: robellón

patarrata, paticas de rata: seta del gén. Clavaria, manetas de Dios

podrigón: hongo de satán (Boletus satanas), venenoso

potrecóns: seta comestible, blanca y grande, muy apreciada por cabras y ovejas (Lepiota procera)

robellón, rebollón, robillón, rebichuelo: mízcalo, níscalo, seta de pino, fongo royo

seta de gardincha, de cardincha: seta de cardo (Pleurotus erygii)

usón: seta amarilla, tipo de seta de primavera (Tricholoma Georgii)

xiribión, sirbión, silbión: trufa (Tuber metanospomorum).

 

Imágenes de la voz

Amanita Muscaria...Amanita Muscaria

Tricholoma Triginum ...Tricholoma Triginum

Lepiota Procera...Lepiota Procera

Russula Aurata...Russula Aurata

Clavaria Aurea...Clavaria Aurea

Boletus edulis...Boletus edulis

Lactarius deliciosus ...Lactarius deliciosus

Agaricus campestris...Agaricus campestris

Marasmius oreades...Marasmius oreades

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010