Gran Enciclopedia Aragonesa

Avanzada
Estás en: Página de voz

Sástago, palacio de

Contenido disponible: Texto GEA 2000

(restauración). El palacio de Sástago (ubicado en la ciudad de Zaragoza) fue construido por mandato de don Artal de Alagón, tercer Conde de Sástago, entre 1571 y 1573. Es un edificio renancentista del mismo tipo que los palacios de Luna y Zaporta. Su fachada principal, la que da al Coso, presenta varias reformas respecto a la original; entre otras cosas, se han modificado los balcones primitivos y sufrió varias alteraciones en su galería adintelada, galería que a su vez fue reforzada por Ricardo Magdalena para consolidarla tras los destrozos sufridos en el terremoto de Lisboa.

La que fue casa del Virrey de Aragón estuvo destinada a residencia de los reyes cuando éstos visitaban Zaragoza. Felipe II se hospedó en el palacio, cuando, en 1585 su hija doña Catalina casó en la Seo con el Duque de Saboya. También lo hicieron Carlos IV y Fernando VII. En él residió don Vicente Ferrer Fernández, XII Conde de Sástago, autor de la «Descripción de los Canales Imperiales de Aragón y Real de Tauste en 1796».

El palacio sufrió grandes destrozos en la Guerra de la Independencia, padeciendo los efectos del incendio del Convento de San Francisco y diversas voladuras que afectaron a su escalera principal.

En 1813 se instalaron las oficinas del Cuartel General del Ejército de Aragón y fue casa de Palafox hasta 1815. En 1824 se convirtió en Capitanía General y de 1827 a 1847 se instaló la Contaduría del Ejército y la Jefatura Política, en esta época sus inquilinos provocan grandes deterioros en el palacio.

Joaquín María Fernández de Córdoba, último Conde de Sástago, lo alquila en 1843 al Casino de Zaragoza, cediéndole las dos plantas altas en las que se realizan obras de mejora y conservación.

En 1882 el patio se alquila al Café París, cuya decoración respetaba las columnas. El café cierra en 1915 y en su lugar se instala cinco años más tarde el Banco Español de Crédito, que conserva hasta 1960 la decoración del café para, en ese año, cambiarla por la de una moderna oficina que oculta totalmente columnas y espacios.

Mientras la planta calle se deteriora, el Casino embellece la planta noble. En 1889 Magdalena decora su salón principal —o del trono— enriqueciendo su techo abovedado con pinturas de Ferrant que representan una alegoría de Zaragoza. Los fondos son de Alejandro Navarro, los zócalos de madera del ebanista Ezequiel González y los muros están recubiertos de pinturas de Unceta, Lasuén, Pallarés, Aramburu, Gracia Puego y del propio Magdalena, que decora asímismo la biblioteca.

En 1974 se intentó derribar todo el edificio, alegando su ruina inminente. Llegó a demolerse parte de la fachada trasera y su fachada principal estuvo vallada y a punto de derribo. La actuación de un grupo de ciudadanos y profesionales de la arquitectura evitó el desastre. Se incoó expediente de declaración monumental que se logró para la fachada principal, la escalera y los salones de la primera planta.

El edificio fue restaurado por la D.P.Z. entre 1981 y 1985. Las tareas de restauración merecieron el premio internacional de Europa Nostra en 1986. Una vez restaurado, el palacio de Sástago se ha convertido en uno de los más importantes centros de actividades y exposiciones de la ciudad de Zaragoza.

• Bibliog.: Montserrat, Concha: «La recuperación de un palacio renacentista»; en Triángulo, 10, Zaragoza, 1985, pp. 20-26.

 

Imágenes de la voz

PALACIO DE SÁSTAGO...PALACIO DE SÁSTAGO

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

RSS Twitter

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, Zaragoza · 976700010